Reseña de LOS GOBIERNOS LIBERALES Y EL INMIGRANTE EUROPEO (1853 -1930)

La inmigración masiva del siglo XIX posicionó a la Argentina como la segunda nación de mayor recepción de inmigrantes y en la cual se causó un impacto poblacional único debido a su situación demográfica en esa época. Se dividió en tres períodos: 1880-1890, 1904-1913 y 1925-1930, este último en menor medida. Así la inmigración se convierte en un factor de vital importancia en la formación socioeconómica de la Argentina. En la Constitución de 1853 se documentan los objetivos que tenían los legisladores de la época para el extranjero que poblara el país. Un extranjero ligado al concepto de “civilización”; se referían al europeo nórdico o anglosajón. Sin embargo, la Argentina no resultaba ser el país más atractivo debido a su desorganización, su estado financiero, sus vías de comunicación; por lo cual, el proceso quedó librado al azar y finalmente atrajo en mayor medida a inmigrantes de los países más necesitados de Europa Meridional. Los inmigrantes provenían principalmente de Italia, y fueron ellos quienes convirtieron a la Argentina en un país agrícola. También entre el resto de las olas inmigratorias se encontraban grupos de galeses, polacos, judíos, irlandeses, ruso-alemanes, sirio-libaneses, franceses, ingleses, escandinavos, suizos, eslavos y, por supuesto, los españoles.

Acerca del autor Héctor Ciapuscio