Reseña de EL PALACIO DE LA MEMORIA

Una tarde de hace casi veinte años, Héctor Ciocchini visita el Palacio San José de Entre Ríos, residencia de Justo José de Urquiza, y al observar un friso de estilo jónico, se pregunta si detrás de ese aparente caos de figuras –cascos, armaduras, barcos y armas de guerra que contra toda norma se suceden sin simetría ni orden aparente– puede encontrarse un mensaje, una lectura. A partir de esa intuición, comienza una pesquisa, a la que se unen Laura Di Carlo y Graciela Blanco, en donde desfilan la Hypnerotomaquia del Polifiloy las facturas de los constructores,la alquimia y la geometría sagrada y las guerras civiles, Juan Manuel Blanes y Éliphas Lèvi, la masonería y las montoneras. Y en este proceso, zigzagueante y trabajoso, el friso comienza a revelar su mensaje oculto que, en tanto histórico y a la vez universal, se puede leer como un programa político del entrerriano pero también como algo más: un llamado a la reconciliación y a la concordia entre los hombres.

Acerca del autor Graciela Blanco

Es psicóloga y psicoterapeuta, especializada en el estudio de lo simbólico a través de la Psicología Analítica. Coautora, junto a Laura De Carli, de Los Edificios como Discurso. La Jefatura de Policía de Paysandú (2010).

Contenido Extra de El palacio de la memoria