Papel Un dios cotidiano
COMPARTILO

Reseña de UN DIOS COTIDIANO

Un dios cotidiano fue, desde su publicación, una novela perturbadora en el sistema literario argentino, y más aún si se considera que aquella primera edición apareció en tiempos de una dictadura militar que estaba estrechamente vinculada a los intereses de la iglesia católica argentina. Con la experiencia socio-política del peronismo clásico apenas a su espalda, Viñas optó por ubicar su historia en la década del treinta y asociarla, en lo político, con la guerra en España, y en lo ideológico, con el antisemitismo. La Guerra Civil española comprometió, en razón del origen inmigratorio de buena parte de la población argentina, a tomar partido por uno de los dos bandos enfrentados, compromiso que, por cierto, alcanzó a numerosos intelectuales y que constituye un acto que ofrece con nitidez uno de los principios ideológicos de la literatura de Viñas.

Acerca del autor David Viñas

Nació en Buenos Aires en 1929. Recibió dos veces el Premio Nacional de Literatura (1962 y 1971) con sus obras Dar la cara y Jauría. A lo largo de su vida escribió numerosas novelas (Cayó sobre su rostro, Los años despiadados, Los dueños de la tierra), obras de teatro (Sarah Goldman, Tupa Amaru, Walsh y Gardel) y ensayos (Literatura argentina y realidad política. De Sarmiento a Cortázar, Indios, ejército y frontera). Dictó clases de literatura en California, Berlín y Dinamarca y fue titular de la Cátedra de Literatura argentina de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA). Fundó y codirigió la revista Contorno junto con su hermano Ismael. Murió en marzo de 2011.