Reseña de ENEMIGOS

Existen muchos análisis que se dedican a indagar en la historia reciente de la Argentina, especialmente en la violenta década de los setenta y los convulsos años que precedieron a la dictadura militar; y muchos de estos estudios han sido realizados por aquellos que vivieron e incluso tuvieron desempeños protagónicos en los episodios de esa época. En esta oportunidad, la novedad radica en que este libro ofrece en simultáneo dos voces que representan a los dos sectores más fuertemente enfrentados en ese entonces: Carlos Gabetta es un periodista rosarino que tuvo en los años setenta, una juvenil militancia en el Partido Revolucionario de los Trabajadores-Ejército Revolucionario del Pueblo; Rodolfo Richter es un militar cordobés que participó, con el grado de teniente, en la Operación Independencia contra la guerrilla en la provincia de Tucumán. Ambos vivieron la historia desde perspectivas opuestas y fue precisamente esa divergencia la que, años después, los puso en contacto y les permitió desde la calma retrospectiva, elaborar este testimonio, cruzado por anécdotas personales y reflexiones de tono existencial que los llevan, en algunos aspectos, a resignificar su experiencia vital.

Contratapa audiovisual de Enemigos VER

Carlos Gabetta y Rodolfo Richter presentan este libro en el que reflexionan sobre su experiencia vivida en la década de 1970.

Acerca del autor Carlos Gabetta

Nació en Rosario en 1943 y acaba de cumplir 50 años de ejercicio del periodismo. Se ha especializado en el análisis político y social. En la Argentina fue director del semanario El Periodista (1984/88) y de Le Monde diplomatique edición Cono Sur (1999/2011). Vivió en México, Francia y España. En París trabajó en la Agence France Presse y fue jefe de la sección Latinoamérica del semanario Politique Hebdo. En Madrid fue columnista del diario El País y en Barcelona director de CuatroSemanas y Le Monde diplomatique. Se declara republicano y socialista, o socialista-republi¬cano, habiendo pasado por una juvenil adhesión más o menos crítica al marxismo-leninismo revolucionario armado. Concretamente, fue miembro de los servicios de inteligencia del Ejército Revolucionario del Pueblo, brazo armado del Partido Revolucionario de los Trabajadores. Ha hecho, a la luz de los resultados y de la experiencia posterior, un análisis político muy crítico, no solo de lo utópico, absurdo incluso, de aquellas propuestas para el momento histórico y la sociedad concreta en la que se actuaba, sino de lo que hubiese podido resultar de su eventual victoria.