Reseña de MOTORES, AUTOS Y SUEÑOS

Oreste Berta, un destacado hombre en el mundo del automovilismo, publica a través de estas páginas sus memorias. Toda una vida, desde los 13 años, en su ciudad natal de Rafaela, cuando comenzó a preparar el motor de su bicicleta, a participar en proyectos para armar los motores del automovilismo argentino e internacional. Trabajó en Industrias Kaiser Argentina (IKA) –creadoras del emblemático Torino– y en la Kaiser de Estados Unidos, en la que se estuvo perfeccionando. Desde la década del 60 se destacó por la elaboración de soluciones excepcionales en la preparación de motores y autos de competición, convirtiéndose en una figura notable a nivel nacional. Juan Manuel Fangio le encargó manejar los tres Torino 380W con los que participo en las 84 horas de Nürburgring de 1969, con una actuación destacada en la que mostró un producto de fabricación nacional a todo el mundo. Todas las creaciones de este experimentado ingeniero del automovilismo, las carreras ganadas, la empresa montada, la trayectoria y los proyectos desde 1972 hasta 2014 forman parte de este libro.

Acerca del autor Oreste Berta

Nació en 1938, tenía apenas 13 años cuando comenzó a preparar los primeros motores en su Rafaela natal. En 1961 viaja a los Estados Unidos para trabajar en la Kaiser Jeep por 125 dólares semanales. Cuando un año después vuelve al país para incorporarse a la planta cordobesa de Industrias Kaiser Argentina (IKA), el joven Oreste ya era otro. Y estaba listo para comenzar la aventura. Los años 60 son el escenario de su creciente protagonismo en el Turismo Carretera. Sus autos ganan todo y como director del equipo oficial de IKA desarrolla el Torino: en 1969 alcanza el reconocimiento mundial en las 84 Horas de Nürburgring, en aquel legendario equipo comandado por Juan Manuel Fangio. Luego seguirían el Berta LR, el motor Berta V8, el auto Berta F5000, el Berta LR Fórmula 1, el Berta F2, el Berta Fórmula Súper Vee, la imbatible coupé Fuego de Renault preparada para TC2000, el también imbatible Ford Escort que prepara para la misma categoría, y luego los Focus… la lista de títulos es interminable. Aunque entre los más importantes no pueden olvidarse los doctorados Honoris Causa que le otorgaron las universidades nacionales de San Juan y Córdoba. Pero no se puede considerar la trayectoria del “Mago” sin hablar de La Fortaleza, esa usina de ingenio y tecnología de avanzada, reconocida en el plano internacional, que Oreste imaginó y construyó hace casi medio siglo en Alta Gracia, su lugar en el mundo.

Comentarios sobre MOTORES, AUTOS Y SUEÑOS