Reseña de LA PEQUEÑA ALDEA

Los años comprendidos entre 1800 y 1860 constituyen una etapa rica de nuestra historia y al mismo tiempo difícil de comprender por la intrincada red de corrientes internas que se enfrentan y entrelazan. A pesar de estas dificultades, los autores, amalgamando sus conocimientos históricos con una exposición sencilla y amena, logran que tanto los hechos mínimos como los procesos complejos se vean reflejados en lo cotidiano. Las páginas de este libro permiten que el lector conozca minuciosamente la vida de esos años, desde la cocina hasta las reuniones sociales, desde los bailes a las corridas de toros, sin dejar de lado la importancia de la comida, los recursos médicos, los juegos de mayores y los entretenimientos infantiles, la moda y el gusto femenino, el protocolo social propio de la clase alta, la sencillez de la naciente clase media y la escasez de recursos de los desposeídos.

Acerca del autor Raquel Prestigiacomo

Contenido Extra de La pequeña aldea