Reseña de PARA ANIMARSE A LEER A ESTEBAN ECHEVERRÍA

"La literatura argentina empieza con Rosas", disparó provocativamente David Viñas en uno de sus ensayos más lúcidos. Esa precisión histórica es la estrategia mediante el cual el crítico reconocía a Esteban Echeverría como el primer autor de la serie nacional. La obra que habilita semejante afirmación es "El matadero", representación del régimen federal que ya había sido escogida como inauguradora en antologías y cánones nacionales. Sometida a una censura de décadas, la narración se publicó cuando Echeverría llevaba veinte años muerto y Rosas, casi otros tantos exiliado del país que gobernó de modo intransigente. El carácter político de la literatura argentina se consolida con este escritor que abundó en temas urticantes como insurrecciones, asesinatos y persecuciones. Pero a la vez, consciente de su condición de iniciador, Echeverría se expandió en costumbres locales como las que constan en la "Apología del matambre" e instaló el desierto en tanto espacio sobre el cual se debía fundar la nación, como verifican los versos enfáticos de "La cautiva". El presente volumen reúne esas tres obras y un ensayo que confirman el papel del creador romántico como quien aspira a trasladar al plano cultural la independencia política del país.

Acerca del autor Marcela Croce

Es doctora en Letras por la Universidad de Buenos Aires, donde se desempeña como profesora de Problemas de Literatura Latinoamericana y dirige el proyecto de investigación “Latinoamericanismo: historia de una utopía intelectual”. Es autora, entre otros, de los ensayos David Viñas: crítica de la razón polémica (2005), El cine infantil de Hollywood (2008), Jacqueline du Pré: el mito asediado (2009) y Latinoamericanismo. Historia intelectual de una geografía inestable (2010). También organizó las compilaciones Polémicas intelectuales en América Latina (2006) y La discusión como una de las bellas artes (2007). En colaboración con Gastón Gallo escribió Enciclopedia de Borges (2008).