Reseña de ANITA Y LA LUNA

Anita es una niña muy porfiada que antes de dormirse le gusta pasar horas mirando el cielo. Ella intuye que la luna, aparte de alumbrar, ayuda al cauce del río, acompaña a los animales para que encuentren su camino, hace que los gallos canten o se alimenten. La luna siempre estuvo en el cielo, hasta que un día estuvo guardada por varios días. Las noches suelen ser tristes y originales sin luna. Entre varias visitas nocturnas que recibe, la niña descubre su poder y confirma algunas de sus intuiciones.

Acerca del autor Rubén Álvarez